martes, 12 de marzo de 2013

ARTHUR CONAN DOYLE, EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE




SIR ARTHUR CONAN DOYLE


Sir Arthur Ignatius Conan Doyle fue un médico y escritor escocés, creador del célebre detective de ficción Sherlock Holmes. 



Fue un autor prolífico cuya obra incluye relatos de ciencia ficción, novela histórica, teatro y poesía.


ENTREVISTA A SIR ARTHUR CONAN DOYLE

En este vídeo puedes escuchar a Conan Doyle hablar sobre su famoso detective Sherlock Holmes  y sobre sus experiencias espiritistas.



















EL SABUESO DE LOS BASKERVILLE


El sabueso de los Baskerville, también traducido como El perro de los Baskerville o El mastín de los Baskerville, es la tercera novela de Arthur Conan Doyle que tiene como protagonista principal al famoso detective Sherlock Holmes.


ARGUMENTO



Tras la extraña muerte de Sir Charles Baskerville, el doctor Mortimer acude a la casa de Baker Street donde viven Sherlock Holmes y el doctor Watson para que le ayuden a esclarecer las circunstancias de esta inusitada muerte.

Se trata de un caso de lo más curioso porque el doctor cree que en la muerte del baronet existe un ingrediente sobrenatural. 

Cuenta un manuscrito que desde hace generaciones existe una leyenda en que se avisa de que un sabueso infernal persigue a la familia Baskerville. 

Este fantasmagórico animal habita en los aledaños de la mansión familiar y su objetivo es acabar con todos los miembros del clan que moren el lugar.


A Holmes y Watson les cuenta creer que algo así pueda suceder pero algo en el caso logra captar su atención y están decididos a resolver el misterio. 

Mientras Sherlock Holmes permanece en Londres arreglando sus asuntos, será el doctor Watson quien viaje al condado de Dartmoor junto a Henry Baskerville, el último miembro de la familia con vida, para vigilarlo y obtener toda la información posible.

Desde su llegada comienzan a ocurrir una serie de hechos misteriosos.
Una vez en Devon, donde se encuentra la mansión, el doctor Watson podrá inspeccionar el terreno y conocer a todos los vecinos del paraje sin descartar las sospechas sobre ninguno...





SHERLOCK HOLMES


Sherlock Holmes es un personaje de ficción creado en 1887 por Conan Doyle.

Es un detective inglés de finales del siglo XIX, que destaca por su inteligencia, su hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles. 



Es protagonista de una serie de cuatro novelas y cincuenta y seis relatos de ficción, que componen el "canon holmesiano", publicados en su mayoría por The Strand Magazine.


Es un detective asesor, alto, delgado, frío, irónico, ingenioso e intelectualmente inquieto. 

No es muy ordenado en la rutina cotidiana, es muy habilidoso disfrazándose, fuma en pipa, le gustan las galletas, toca, con maestría, el violín, un Stradivarius, a menudo a horas poco adecuadas, es un experto apicultor, excelente boxeador, tiene un gran conocimiento científico, en especial en química, y, cuando se aburre por falta de los retos intelectuales que suponen sus casos, consume morfina y cocaína en una solución al 7 por ciento.

Deja su consumo gracias a la insistencia de su compañero el doctor Watson, con quien vive hasta finales del siglo XIX en el número 221b de Baker Street, en Londres. 


Su compañero, amigo y cronista es el Dr. Watson, con quien nunca llega a tutearse ya que se llaman por el apellido.



Sherlock Holmes es el arquetipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición. 



MYCROFT, EL HERMANO MÁS LISTO DE SHERLOCK HOLMES

Sherlock Holmes tiene un hermano siete años mayor, Mycroft Holmes, que posee una capacidad de observación y de deducción mayores que las suyas, pero es incapaz de aplicar sus habilidades a una actividad detectivesca, ya que no tiene ni ambición ni energía. 

Es miembro y cofundador del Club Diógenes, y es mencionado en cuatro historias de Sherlock Holmes. 
El problema es que Mycroft carece de sentido práctico.




LA MUERTE DE SHERLOCK HOLMES



Hastiado ya del personaje, Conan Doyle trató de matarlo al final de una de sus novelas a través de Moriarty, su archienemigo.

Pero sus lectores no estaban dispuestos a aceptar que el detective desapareciera del panorama literario. 

No le quedó más remedio que devolverle a la vida, cuando comenzó a recibir miles de cartas donde le pedían que continuaran las aventuras del personaje e incluso algunas que le insultaban.
También se comenzó a usar crespones negros en los sombreros como señal de protesta.



HOLMES Y DUPIN


Aunque podemos considerar a Auguste Dupin, creado por Edgar Allan Poe, como un personaje predecesor muy similar, la genialidad excéntrica de Dupin no alcanzó la enorme popularidad que Holmes y su autor alcanzaron en vida.









SHERLOCK HOLMES Y EL CINE

Sherlock Holmes es uno de los personajes más representados de la historia del cine.
La obra de Arthur Conan Doyle ha inspirado una gran cantidad de adaptaciones. 
Pero, además, los propios cineastas han recreado historias totalmente originales sobre el genial detective de Baker Street, o se han inspirado en la labor de otros escritores. 

SIDNEY LANDFIELD Y SHERLOCK HOLMES

Si te apetece, para empezar, aquí puedes ver la película The Hound of the Baskervilles dirigida por Sidney Landfield en 1939.








BUSTER KEATON Y SHERLOCK HOLMES



La huella del Sherlock holmes se ve en numerosas películas como en El moderno Sherlock Holmes de Buster Keaton.

Esta es una  genial película del año 1924 sobre el mundo del cine.






















En ella, Keaton es un proyeccionista que sueña con ser un detective cuando, milagrosamente, se encuentra dentro de la película que está proyectando. 
Allí intentará salvar a su amada de las garras del villano...
No te la pierdas, aquí puedes verla:






BILLY WILDER Y SHERLOCK HOLMES


Uno de los títulos más importantes de la filmografía dedicada a Sherlock Holmes será La vida privada de Sherlock Holmes, 1970, en la que su genial director, Billy Wilder, explora lo que el título insinúa, a partir de un guión escrito junto a su habitual I.A.L. Diamond. 


Se juega con la misoginia del personaje, y se sugiere y, a la vez, se despeja, una relación homosexual entre los dos protagonistas, se hace aparecer al monstruo del lago Ness, y tiene una participación importante Mycroft. 


Una magistral película, que, sin embargo, no debió gustar a los productores, que recortaron y alteraron su perfecto ritmo.

Aquí puedes ver unos minutos de la visión de Wilder sobre el 221b de Baker Street: