viernes, 31 de enero de 2014

HENRY JAMES, LOS PERSONAJES DE OTRA VUELTA DE TUERCA


OTRA VUELTA DE TUERCA
LOS PERSONAJES:

LA INSTITUTRIZ 


La protagonista es muy hermosa, inocente y decidida. 
Es la menor de varias hermanas y hermanos hijos de un pobre párroco rural.
Es una joven, nerviosa e inexperta institutriz, cuyo nombre no se menciona en toda la obra, es la persona contratada para cuidar a dos niños, sobrinos del dueño de la mansión de Bly. 
No tiene ninguna experiencia en el trabajo que se le ofrece pero se deja tentar por la cuantía del salario y por la petición de ayuda de su futuro patrón.
Queda muy impresionada por su patrón e incluso fantasea con tener una relación con él.
Cuando se enfrenta a la terrible situación en la que viven los niños, decide protegerlos a toda costa.
Entonces, a pesar de su determinación, su tranquilidad se derrumba, pierde el sueño, empieza a hablar sola...



EL DUEÑO DE LA MANSIÓN DE BLY




Elegante, alegre y algo atrevido, desenvuelto, agradable y cortés.
Es el tío y tutor de los niños, contrata a la joven institutriz y le indica que no quiere recibir noticia alguna sobre ellos y que ella debe ser capaz de resolver sola todas las situaciones que se presenten. 
Es un hombre rico, despreocupado y extravagante que es el único pariente de los dos huérfanos.
Reside en Londres en Harley Street y manda a los niños a su mansión de Bly en la campiña.
Se desentiende totalmente de sus sobrinos y traspasa su autoridad a una desconocida de la que no sabe nada.
Se muestra muy aliviado cuando ella accede a hacerse cargo de los niños totalmente.



LOS NIÑOS


Son dos hermanos, Miles y Flora, cuyos padres han muerto en la India.
Los niños nunca hablan de sus padres y no se sabe si han olvidado todo sobre ellos. No se menciona el tiempo que hace que son huérfanos. Su tío dice que son hijos de su hermano pero no se dice qué ha sido de la madre. Nadie habla de ella.
Los niños son ambos encantadores y aparentemente buenos.
Son niños idealizados que no se corresponden en general con la idea de la edad que se nos dice que tienen. Se comportan siempre de forma extraña.
Están increíblemente unidos, no discuten entre ellos y se tratan con gran gentileza.
No se sabe si son víctimas de los fantasmas de esos siniestros personajes que antes convivieron con ellos o de la actitud histérica de su nueva institutriz. No hay manera de determinar si ven o no ven a los fantasmas.

Es difícil decidir si son inocentes o crueles, si son víctimas o verdugos.

¿Están confabulados con los fantasmas y lo han estado siempre o es solo apariencia? 



MILES


Es un niño de diez años que fue expulsado del colegio por comportamiento inadecuado.
Tiene una gran belleza física y un aspecto de gran inocencia, delicadeza  y dulzura.
Muestra una gran docilidad y una inteligencia excepcional, es muy aplicado y destaca mucho en los estudios.
Parece divertirse tratando con encubierta ironía a su institutriz.



La institutriz nos dice de Miles: 
"Desde el primer momento en que lo vi, ...me percaté al instante de que estaba hecho con el mismo molde que su hermana, que su presencia emanaba la misma pureza, la misma dulzura, que su figura estaba aureolada con el mismo misterioso resplandor que desde el primer momento advertí en Flora." 


No obstante, hay que recordar que el niño ha sido expulsado del colegio por no se sabe qué malas acciones. 
Y más adelante se nos hablará de "la diabólica astucia del joven Miles".




FLORA

Flora tiene ocho años, es la hermana menor de Miles y aún no está en el colegio.
Es una niña rubia y tímida, muy guapa y con los ojos azules.

De Flora se nos dice: 
"Enseguida caí bajo el embrujo de aquella pequeña criatura…Era la niña más adorable que yo jamás había conocido..."


La institutriz sospecha que la niña está siendo seducida y arrastrada a la muerte por el fantasma de la señorita Jessel.


LA SEÑORITA JESSEL
Es la fallecida institutriz que mantiene una amistad con Flora.
Es joven y de gran belleza y atractivo, pálida y muy alta y siempre va vestida de luto con un atuendo negro.
Psicológicamente es temible y una manipuladora ya que hace lo que quiere con los niños. 

Es malvada e infame y, tras su muerte, desea poseer a la niña.
Es una dama y, a pesar de ello, establece con Peter Quint una relación viciosa y socialmente desigual que acaba mal.


PETER QUINT
Es el fallecido criado, hombre de confianza y ayuda de cámara del señor, enviado al campo por presuntos problemas de salud.

Es descrito como inteligente, agudo y malvado, impúdico, seguro de sí mismo, maleducado y depravado.
Es extraordinariamente atractivo, alto, de aspecto vigoroso y muy erguido.
Es pelirrojo, pálido y con bigote y viste elegantemente porque lleva la ropa de su señor, pero no es un caballero.
Mantuvo una relación con la anterior institutriz de los niños, Miss Jessel, en la que saltaron las barreras de rango y condición social.
Quint es encontrado muerto en la carretera del pueblo antes de la llegada de la nueva institutriz.
El criado tuvo en vida una turbia relación con Miles y parece mantenerla tras la muerte.



LA SEÑORA GROSE




La señora Grose es una antigua doncella que, en la actualidad, es el ama de llaves de la casa.
Es una mujer sencilla de aspecto limpio y saludable.
No tiene estudios y no sabe leer.
Tras la muerte de la señorita Jessel, cuida de Flora hasta la llegada de la nueva institutriz.
Quiere mucho a la niña puesto que no tiene hijos.
En ocasiones actúa como confidente y amiga de la protagonista aunque también parece asustarse de su comportamiento.




DOUGLAS

Es el hombre que recibió el manuscrito de la institutriz y lo muestra  veinte años después de la muerte de esta.
Se había relacionado con la institutriz en el pasado porque cuando volvió a casa en una vacaciones de la universidad, ella era la institutriz de su hermana.
Se da a entender que entonces estuvo enamorado de la institutriz a pesar de que ella era diez años mayor que él.





HENRY JAMES
Henry James, 1913 por John Singer Sargent

Como autor del relato, nos cuenta todo lo que sabe de las circunstancias que rodearon el caso.
Douglas que es su amigo, le confía, poco antes de morir, el manuscrito de la institutriz.








Para ilustrar a los personajes de Otra vuelta de tuerca se han elegido diversas obras realizadas por el pintor John Singer Sargent.

Considerado en su época el mejor retratista de su generación, John Singer Sargent es el autor de un famoso retrato de Henry James.