jueves, 16 de enero de 2014

STEVEN SODERBERGH, KAFKA LA VERDAD OCULTA



STEVEN SODERBERGH
Steven Soderbergh es un productor, guionista, director de fotografía, editor y director de cine estadounidense. 

Soderbergh en su película, Kafka, la verdad oculta, realiza una aproximación kafkiana a su protagonista, un hombre torturado por su ingente capacidad creadora para vislumbrar todo lo que de angustioso hay en el ser humano moderno.

KAFKA, LA VERDAD OCULTA

Dirección y montaje: Steven Soderbergh
Paises: Francia / USA
Año: 1991
Duración: 98 minutos
Interpretación: Jeremy Irons (Kafka), Theresa Russell (Gabriela), Joel Grey (Burgel), Ian Holm (Dr. Murnau), Jeroen Krabbé (Bizzlebek), Armin Mueller-Stahl (Grubach), Alec Guinness (Clerk), Keith Allen (Ludwig), Simon McBurney (Oscar)
Guión: Lem Dobbs
Producción: Harry Benn y Stuart Cornfeld
Producción ejecutiva: Mark Johnson, Barry Levinson y Paul Rassam
Música: Cliff Martinez.
Fotografía B/N y Color: Walt Lloyd
Diseño de producción: Gavin Bocquet
Dirección artística: Les Tomkins
Vestuario: Michael Jeffery
Decorados: Joanne Woollard























ARGUMENTO:
En la Praga de 1919 vive Kafka, un hombre solitario y de vida compleja. 
Vive en dos mundos opuestos: durante el día, trabaja en las espectaculares e inclasificables oficinas de la Asociación de Seguros de Indemnización por Accidentes y, durante las noches, se dedica a escribir sus propias historias ficticias y cartas dirigidas a su padre.
Estas dos ocupaciones forman, día a día y rutinariamente la vida de Kafka, hasta el día de la misteriosa desaparición de su mejor amigo, Edouard Raban.

Decidido a realizar la búsqueda de su amigo, Kafka va a encontrarse con una situación intrigante dentro de un mundo casi imaginario, a través del cual va a conocer a Gabriela Rossman, amiga de Edouard, quien a su vez le va a presentar a un grupo de amigos defensores del anarquismo. 

En sus investigaciones, Kafka llega hasta los impenetrables muros del enigmático castillo que domina la ciudad...



KAFKA COMO EXCUSA
Kafka como excusa, Kafka como pretexto, como nexo de unidad en una historia consecuentemente kafkiana en una intriga seudo policíaca. 

Kafka, la verdad oculta no plantea exactamente la vida del torturado autor checo, uno de los escritores que más ha influido en el siglo XX, sino una ficción entreverada de intriga, de misterio, crímenes expresionistas y denuncia del sistema, todo ello con un personaje central, un Kafka en plena madurez creadora, que se encontrará inmerso en una kafkiana aventura de ribetes mucho más intelectuales que físicos. 


Aun así, en la película hay muchos detalles de la vida y la obra del escritor Franz Kafka.
Su trabajo, sus escritos y obsesiones, su personalidad y su relación con el padre o con las mujeres o incluso el deseo de que su obra sea destruida a su muerte.


LA UTILIZACIÓN DEL COLOR















Soderbergh utiliza entonces un tenebroso blanco y negro para reflejar la vida fuera  del Castillo, símbolo del Estado o de la Empresa, y color para las escenas dentro de las puertas de la Entidad.



Esta entidad se propone crear al hombre perfecto erradicando su individualidad y su capacidad de pensar por sí mismo.