sábado, 7 de septiembre de 2013

PLAUTO, OBRAS



TITO MACCIO PLAUTO
Tito Maccio Plauto nació a mediados del siglo III a. C. (254 a.C.) en Sársina, ciudad de Umbría, región que había sido recientemente sometida por los romanos y por esta razón estaba poco latinizada. 

Sobre su vida tenemos datos poco fiables, la mayor parte de las informaciones que tenemos proceden de Varrón, erudito del siglo I a. C., que dedicó grandes esfuerzos a aclarar las circunstancias de la vida del poeta umbro. 

Plauto debió de llegar muy joven a Roma, a juzgar por la pureza de su lenguaje. 

Se sabe que en su juventud trabajó en compañías dramáticas y que se dedicó al comercio marítimo pero se arruinó.

Como consecuencia del endeudamiento provocado por su actividad comercial es posible que se viese obligado a trabajar como esclavo empujando la piedra en un molino. 

Tras un período de dura miseria, escribe tres comedias que obtienen un rápido éxito.

Al final de su vida, triunfó en la escena con sus comedias, y murió ya anciano, a comienzos del siglo II a.C. (184 a.C.).

Fue el más popular de los autores de comedias y dominó absolutamente la escena romana desde el 215 a. de C., fecha de su primer éxito escénico, hasta el 184 a. de C., año de su muerte o, al menos, de su última representación. 

COMEDIAS DE PLAUTO


De la enorme popularidad de Plauto da fe el hecho de que ya en el momento de su muerte circularan como suyas unas ciento treinta comedias. 

Varrón, en su estudio sistemático de la obra plautina, estableció como auténticas, sin ningún género de dudas, veintiuna comedias de esas ciento treinta atribuidas.

Estas obras las conservamos aunque no todas están completas.



Las comedias de Plauto son todas fabulas palliatas.


AmphitruoAsinariaAululariaBacchidesCaptiviCasinaCistellariaCurculioEpidicusMenaechmiMercatorMiles GloriosusMostellariaPersaPoenulusPseudolusRudens,StichusTrinummusTruculentus y Vidularia, esta última está en estado muy fragmentario. 


AMPHITRUO O ANFITRIÓN
Es la única comedia de tema mitológico de Plauto.
El dios Zeus se enamora de Alcmena, la esposa del general griego Anfitrión. 
Para conseguirla adopta la apariencia del general y recurre a la ayuda del dios Mercurio.
Esta obra sirvió de inspiración a Molière y a Jean Giraudoux.



ASINARIA O LA COMEDIA DEL ASNO

Basada en El arriero de Demófilo, cuenta las peripecias del viejo Demetrio, marido necio, que dominado por una orgullosa esposa, trata de sustraerle las veinte monedas que le ha reportado la venta de unos asnos, pues él desea obsequiarlas a su hijo, cuyas calaveradas alienta. 



AULULARIA O LA COMEDIA DE LA OLLA DE ORO

Nos hallamos ante otra comedia de personaje, un viejo avaro, que inspiraría El avaro, la famosa comedia de Molière.

El avaro encierra su tesoro en una marmita en vez de un cofre, y, mientras es rico, no da su permiso para que se realice un matrimonio.

Finalmente, le roban el dinero y con ello da su permiso para que los jóvenes se puedan casar.



BACCHIDES O LAS DOS BÁQUIDES

Las dos protagonistas de la comedia son dos hermanas gemelas huérfanas samias cuyos padres las llamaron así por estar iniciados en los misterios de Baco. 

Las hermanas son cortesanas y su gran parecido da lugar a numerosos enredos estre sus amantes. El prólogo y el principio de esta pieza se perdieron. 


CAPTIVI O LOS CAUTIVOS
Representa cómo pese a las fechorías del esclavo Stalagmus, el anciano Hegión encuentra y libera a su hijo.

CASINA O COMEDIA DE LOS QUE ECHAN A SUERTES
Dos esclavos de la misma casa persiguen a la misma esclava, uno en provecho del padre; otro, en pro del hijo.
Aunque la suerte favorece al anciano, finalmente éste será vencido por la astucia del esclavo.

CISTELARIA O LA CESTILLA
Es una comedia fundada en la anagnórisis o agnición de una doncella que había sido abandonada, cuando niña, en una cesta de juguetes. 
La joven Selenia, que había sido abandonada al nacer y recogida por una meretriz, se enamora de un joven de buena familia, Alcesimarco, que también la quiere con locura. 
Pero este bello idilio se ve interrumpido por el padre del joven, empeñado en casar a su hijo con una chica de su misma clase social.

CURCULIO O EL GORGOJO
Narra las aventuras de un parásito, auténtico precedente del pícaro.
Un hombre sin escrúpulos de imaginación fecunda, que vive de su astucia e ingenio.

EPIDICUS O EPÍDICO
Un anciano compra a una esclava que tañe la lira creyendo que es su hija perdida.
El joven que le ha vendido utiliza el dinero para comprar a su hermana, a quien no conoce. 
El anciano ha sido engañado, pero la muchacha es reconocida, y Epídicus, el esclavo que armó la tramoya, es libertado.

MENAECHMI O LOS GEMELOS
Imitada por Shakespeare en su Comedia de los errores, es un enredo fundado en los malentendidos a que dan lugar dos gemelos que vivieron separados durante mucho tiempo y se vuelven a encontrar en una ciudad.

MERCATOR O EL MERCADER

Fundada en una obra homónima de Filemón, un joven ha comprado en un viaje una hermosa esclava y desea llevarla a su casa como sirvienta de su madre, pero el padre del joven se la quiere quitar al hijo.



MILES GLORIOSUS O EL SOLDADO FANFARRÓN 

Es la obra más antigua de Plauto, (en torno al 205 a. C.) y es una farsa o comedia de carácter cuya víctima es un falso héroe y engreído soldado, Pirgopolínice, de quien todos se burlan solapadamente, empezando por su criado Palestrión, que había hecho una abertura en la pared para que su anterior amo pudiera visitar a su prometida.



MOSTELLARIA O LA COMEDIA DEL FANTASMA

El esclavo Traunión hace creer a su amo, Filolaclés, a su regreso de un viaje, que hay fantasmas en la casa para poder así explicar las calaveradas de su joven amo.

Éste es el punto de partida de intrigas y enredos en los que Plauto ha puesto de manifiesto todo su virtuosismo, y que han inspirado a Regnard. 



PERSA O EL PERSA 

Es una farsa urdida contra el avaro Dordalus, burlado por un amigo que se había disfrazado de mercader persa.



POENULUS O EL JOVEN CARTAGINÉS 

Cuenta cómo el anciano Hannon descubre que dos de su esclavas son sus propias hijas, que habían sido víctimas de un rapto, y encuentra a su sobrino, que ama a una de ellas.
Es una comedia importante también por conservar un pasaje en la desaparecida lengua púnica traducido al latín. 

PSEUDOLUS O EL IMPOSTOR
Representado por vez primera en 191, refiere las intrigas y mentiras del esclavo Pseudolus. 
Trata el tema de la separación y unión de dos enamorados, con el engaño del personaje que impedía que se reunieran. 
La acción se desarrolla en una calle de Atenas, delante de las casas de Simón, padre del joven Calidoro, y del lenón Balión, el alcahuete que trabaja con cortesanas. 
A la derecha de la escena se encuentra la salida al foro, mientras que la salida del lado izquierdo da acceso a las afueras de la ciudad y a la casa de Califón y Carino.

RUDENS O LA CUERDA
Inspirada en una obra de Dífilo, cambia el usual escenario urbano por un pueblo de la playa, donde se fragua una historia de anagnórisis o reconocimiento. 

STICHUS O ESTICO
Representada en el año 200, refiere la historia de dos hermanas a quienes su padre reprocha ser fieles a sus maridos cuando éstos las han dejado solas impulsados por la pobreza, ya que han tenido que emigrar a otro país. 
Regresan enriquecidos y recompensan la virtud de sus esposas.
TRINUMMUS O LA COMEDIA DE LAS TRES MONEDAS
Basada en la obra El tesoro de Filemón, cuenta entre cómicas aventuras como un tesoro es devuelto a su legítimo dueño.
Esta comedia fue imitada por Andrieux en su obra El Tesoro. 


TRUCULENTUS O EL GROSERO 
El texto del Truculentus ha llegado a nosotros en un estado muy deteriorado.

Tres jóvenes están perdidamente enamorados de la misma cortesana. 

Uno es un campesino, el segundo de la ciudad, el tercero un militar extranjero.

En la trama interviene además un esclavo, muy violento y con unas maneras muy groseras, que es el que da nombre a la obra.


VIDULARIA O LA COMEDIA DE LA MALETA

El original griego parece ser, como en el caso de Rudens, una obra de Dífilo.

Tiene, como en Rudens, el tema de una maleta perdida en el mar y encontrada por un pescador.

Está conservada en un estado muy fragmentario.

Solo conservamos unos 120 versos.