viernes, 13 de septiembre de 2013

ESTRUCTURA DE LAS COMEDIAS LATINAS



ESTRUCTURA DE LAS COMEDIAS LATINAS
La fabula palliata tenía una estructura formal tomada de sus modelos griegos y, aunque no siempre encontramos la misma estructura, podemos distinguir en ella las siguientes partes:
Didascalia
Prólogo
Argumento
Diálogo o diverbia
Cantica

LAS DIDASCALIAS:
Son obras de los gramáticos posteriores. 
En ellas se indica el nombre del autor, el título de la obra, y datos sobre la fecha y circunstancias de su estreno. 
Además se señala los títulos de las obras griegas utilizadas como modelo y el nombre de su autor. 
Las didascalias no han existido siempre y algunas no se han conservado.
Todas las obras de Terencio se nos han transmitido con su didascalia correspondiente, sin embargo la mayor parte de las comedias de Plauto carecen de ellas. 

EL ARGUMENTO: 
Es un resumen de la obra realizado también por los gramáticos posteriores.


EL PRÓLOGO:
Exposición del argumento a cargo de un actor o de un personaje simbólico. 
Los prólogos de las comedias latinas son una gran fuente de información sobre el teatro de siglo II a. de C. 
Los prólogos de Plauto son joviales, pretenden divertir y, además de su carácter expositivo, incluyen chistes y advertencias jocosas a los espectadores. 
Los prólogos de las comedias de Terencio tienen una mayor profundidad y contienen la réplica del autor a los ataques de que era objeto.


EL DIÁLOGO O DIVERBIA: 
Partes de la comedia dialogadas en verso.

LA CANTICA:
Parte del texto de las comedias que se cantaba con acompañamiento de flauta. 
En el teatro de Plauto, estas partes cantadas tienen una gran importancia.