miércoles, 3 de diciembre de 2014

WILLIAM SHAKESPEARE, RETRATOS


¿UN RETRATO ORIGINAL DE WILLIAM SHAKESPEARE?
EL RETRATO COBBE

El profesor Stanley Wells, presidente de The Shakespeare Birthplace Trust y uno de los principales expertos del mundo en los estudios sobre el famoso dramaturgo inglés, anunció el descubrimiento de un retrato de William Shakespeare, que él cree que es la auténtica imagen de el Bardo de Avon hecha en vida.


El cuadro ha formado parte de la familia Cobbe durante siglos, llegó a esta familia a través del matrimonio de uno de sus parientes con la bisnieta de Henry Wriothesley, tercer conde de Southampton y único empresario literario del dramaturgo

El cuadro estuvo en Irlanda,  hasta los años 80, colgado con otros de la gran colección familiar en la residencia de Newbridge House en las afueras de  Dublin. 
El retrato  Cobbe estaba clasificado como perteneciente a un personaje desconocido.
















Alec Cobbe posa con el retrato de William Shakespeare


El retrato original de William Shakespeare fue heredado por Alec Cobbe en 1980 quien al visitar Searching for Shakespeare una exposición sobre el Bardo organizada en 2006 por la National Portrait Gallery, se dio cuenta de que en su colección familiar había uno muy similar al exhibido en ese museo.


Cobbe se percató que era una copia del cuadro que él poseía al ver el retrato que habitualmente está expuesto en la Biblioteca Folger Shakespeare en Washington y que se creía auténtico hasta que hace setenta años se demostró que había sido modificado.
Janssen Portrait of Shakespeare,  Folger Shakespeare Library



Tras ponerlo en conocimiento de Mark Broch el conservador de la Colección Cobbe, el retrato ha sido objeto de múltiples estudios durante tres años.


Stanley Wells considera que ha quedando demostrado que el retrato de Cobbe es la versión original de un retrato hecho en vida de William Shakespeare, del que posteriormente se realizaron varias copias. 

Ahora por primera vez, se están considerando al original y a las copias como un conjunto.

Además de las pruebas científicas realizadas existe un factor que refuerza que sea este el original y es la cita en latín del escritor clásico Horacio, tomada de una oda dirigida a un dramaturgo.







Es una posible alusión a la Oda I de Horacio perteneciente al Libro II, que dice: "gravesque principum amicitias et arma".


El retrato fue realizado en 1610 cuando el dramaturgo contaba 46 años y nos muestra un Shakespeare con perilla, una larga nariz y sin pendiente en la oreja izquierda, adorno que aparece en otros retratos.

La imagen aparece sobre un fondo azulado que sirve de soporte para las palabras, Principum amicitias, escritas en la parte superior del cuadro.





Detalle del retrato de William Shakespeare de la Colección Cobbe

El profesor Wells justifica su confianza en que el retrato que posee la familia Cobbe sea por fin la imagen real del famoso escritor por el resultado de las pruebas científicas a las que ha sido sometido el cuadro y que, en su opinión, demuestran que los otros tres retratos similares conocidos son simples copias.

Retrato de The Shakespeare Birthplace Trust

El cuadro de los Cobbe pasó por un examen con rayos-X, otro con infrarrojos y un tercero centrado en la antigüedad de la madera para conocer la fecha en que fue pintado.


De estos estudios se extrae la conclusión de que el retrato fue realizado en 1610, cuando el genial escritor inglés tenía 46 años, solo seis antes de su muerte.



Retrato de William Shakespeare de la Colección Cobbe


Del pintor nada se sabe, aunque el conservador de la Colección Cobbe, Mark Broch, explicó que es posible que el pintor pusiera su nombre en el marco, pero este ha desaparecido.



El hecho de que esta imagen se hiciera en vida de Shakespeare, como parecen demostrar los exámenes realizados, hace que sea más cercana a la realidad que la del grabado Droeshout, publicado en 1623 y que hasta ahora había sido la que tradicionalmente se había considerado la más real del autor, según han explicado los expertos.



DOS RETRATOS AUTÉNTICOS:
Hasta ahora solo dos imágenes han sido consideradas como auténticos retratos de Shakespeare: el Grabado Droeshout y el Busto Gerard Johnson. 


GRABADO DROESHOUT

Grabado de Shakespeare Martin Droeshout en un First Folio

Una de ellas es el grabado Droeshout realizado en plancha de cobre o calcografía que hace las veces de frontispicio en la edición de 1623 de las obras del dramaturgo inglés, el famoso First Folio

El grabado fue realizado por Martin Droeshout y es una obra mediocre que tiene algunos errores de dibujo.



BUSTO GERARD JOHNSON 
















Busto de William Shakespeare por Gerard Johnson



El otro retrato es un busto pintado de Shakespeare que está colocado en el monumento dedicado al escritor  junto a su tumba.
El monumento está en la pared de la Iglesia de la Santa Trinidad en Stratford-upon-Avon donde el poeta fue bautizado y también enterrado.

Este busto, realizado por Gerard Johnson, representa al dramaturgo escribiendo, se conserva allí desde 1623 y ha sufrido múltiples retoques y repintados.

Y MUCHOS RETRATOS IMAGINARIOS...

EL RETRATO CHANDOS
Retrato Chandos

Por otro lado el llamado Retrato Chandos está considerado un retrato verosímil del escritor. 
Su autoría se atribuye a John Taylor.  
Esta obra de arte que perteneció al duque de Chandos del que recibe el nombre, está en la Galería Nacional del Retrato de Londres.

Sin embargo, no guarda parecido alguno con el busto erigido en la  iglesia local de Stratford de la Sagrada Trinidad poco después de su muerte en 1616 y tampoco recuerda al grabado realizado por Martin Droeshout de Shakespeare que aparece en los First Folios.


EL RETRATO FLOWER
Retrato Flower

El famoso cuadro Flower, perteneciente a la Royal Shakespeare Company, se pintó en el siglo XIX. 

A pesar de que lleva la fecha de 1609, los expertos de la Galería Nacional del Retrato de Londres han constatado que el pigmento de la pintura procede de principios del siglo XIX por lo que no pudo ser creado en vida del genial dramaturgo.



EL RETRATO GRAFTON
Retrato Grafton

El retrato, perteneciente a la Biblioteca John Rylands, de Manchester, representa a un joven de cabellos castaños y ondulados y ojos grises ataviado con una chaqueta escarlata de seda o raso.

Pintado por un artista anónimo, la imagen es de 1588, cuando Shakespeare había cumplido los 24 años, cifras ambas que aparecen en una inscripción en la parte superior del cuadro.



Según los expertos que lo examinaron, en esa fecha Shakespeare era un actor itinerante y acababa de ser padre de mellizos, además de la hija ya nacida cuando tenía 19 años y difícilmente podía permitirse un atuendo tan lujoso como el que lleva en el cuadro.


Sin embargo, Peter Ackroyd, un conocido biógrafo de Shakespeare, califica los análisis de los expertos en arte como altamente dudosos ya que el dramaturgo tuvo, ya a la edad de 24 años, algunos éxitos con sus obras.


EL RETRATO COBLITZ
William Shakespeare retratado por Louis Coblitz en 1847



El retrato de William Shakespeare pintado por Louis Coblitz es un buen ejemplo de los múltiples retratos imaginarios o ideales del dramaturgo que se hicieron en el siglo XIX.





LOS RETRATOS DE SHAKESPEARE

La cuestión de los retratos de Shakespeare es muy compleja. 
El llamado retrato Cobbe es, según comenta el profesor Henry Woudhuysen del University College de Londres, el que más se acerca en la actualidad a la imagen real de William Shakespeare:



"En la búsqueda de un retrato auténtico de Shakespeare tomado de la vida, el retrato Cobbe viene con un sólido origen, una convincente evidencia técnica en cuanto a su fecha, y un tentador gran parecido con el grabado Droeshout que puede haber sido tomado de él. La publicación del retrato Cobbe ofrece una oportunidad para pensar de nuevo en el aspecto de Shakespeare y sus relaciones con el conde de Southampton".

Profesor Henry Woudhuysen
University College de Londres






Detalle del retrato de William Shakespeare de la Colección Cobbe



Algunas fuentes utilizadas en la realización de esta entrada:
www.artdaily.org  
www.elmundo.es 
The Shakespeare Birthplace Trust