sábado, 8 de noviembre de 2014

LEÓN TOLSTOI, ANNA KARENINA


León Tolstoi en su estudio por Ilya Repin, 1891

LEÓN TOLSTOI
León Tolstoi es uno de los más grandes novelistas de Occidente que perteneció al movimiento literario conocido como Realismo ruso.
El Realismo literario es una corriente estética que supuso una ruptura con el Romanticismo, tanto en los aspectos ideológicos como en los formales, en la segunda mitad del siglo XIX.

Las novelas de Tolstoi son obras extensas y complejas llenas de múltiples facetas. 

Sus novelas admiten muchas lecturas e interpretaciones por sus variados y detallados  ambientes, el gran número de personajes y las complicadas interacciones que se establecen entre ellos.


Sus dos novelas principales son: Guerra y Paz Anna Karenina.
Ambas novelas están consideradas como obras maestras en la producción de su autor, en las letras rusas y en la literatura universal.
Entre sus novelas cortas destaca La muerte de Iván Ilich un lúcido estudio de la inminencia de la muerte en el ambiente social y familiar de la burocracia rusa del siglo XIX.

Sus ideas sobre la no violencia activa aparecen expresadas en libros como El reino de Dios está en vosotros y tuvieron un profundo impacto en grandes personajes históricos como Mahatma Gandhi y Martin Luther King.


ANNA KARENINA



La novela Anna Karenina está considerada una de las obras cumbres del Realismo.
Ningún detalle  falta en la descripción de los personajes y de su entorno: su aspecto físico, vestimenta, lugares que habitan, salones, muebles, así como las veladas, cenas, bailes y demás ritos sociales. 

En Anna Karenina, la fuerza y la riqueza de las descripciones de los diferentes personajes y los ambientes, el retrato inimitable de los caracteres, la penetración psicológica y, más que nada, la alta lección moral que se desprende de ella, forman un conjunto de tanta belleza y grandiosidad, que con razón se ha dicho que es una de las novelas más grandes y una de las obras de arte más acabadas que nos ha dejado el genio del hombre.


ARGUMENTO DE ANNA KARENINA


Bella desconocida por Ivan Kramskoy


Anna Arkadyevna Karenina, la bella esposa del importante funcionario Alexandrovich Karenin, es una mujer de la alta sociedad rusa de San Petersburgo que se enamora de un joven y atractivo oficial el conde Alexei Kirillovich Vronsky.

Como precio de este romance clandestino y condenado por la sociedad, Anna se ve obligada a separarse de su esposo y a abandonar su hijo para seguir a su amante. 

Anna queda embarazada de Vronsky y huye con él a Italia, enfrentándose así a las convenciones sociales y a su marido.

Karenin se niega a concederle el divorcio y le prohibe que vea a su hijo Seryozha. 

Al no poder regularizar su situación sentimental con Vronsky, Anna se ve rechazada por la alta sociedad rusa.
Esta difícil situación social la empuja también a sentirse celosa e insegura del amor de Vronsky y a hacerle reproches.

Los amores entre Anna y el conde Vronsky tienen un desenlace trágico.




Moscú, postal de 1900 de la Estación Nikoláyevski, actualmente llamada Leningradski 
de la línea de tren de Moscú a San Petersburgo



AMORES IMPOSIBLES Y AMORES POSIBLES

A la vez que se nos hace el relato de los amores imposibles de Anna y Vronsky, la novela nos ofrece, en contrapunto, la apacible historia de amor de Kitty y Levin.



Kitty es la más joven de las hermanas Shcherbatskaya. La mayor, Dolly, está casada con Oblonsky, el hermano de Anna Karenina y tienen seis hijos.
Kitty tras un desengaño amoroso con Vronsky, se casa con un amigo de la infancia, Konstantin Levin, un noble terrateniente al que había rechazado en su primera proposición de matrimonio.


Finalmente, la joven Kitty  acaba encontrando la felicidad en su matrimonio con Levin, su descendencia y en su vida familiar en el campo. 


















Se ha querido ver en esta pareja de Kitty y Levin el inicio idealizado del tormentoso matrimonio de León Tolstoi con la joven de dieciséis años Sofía Andreievna Behrs.


KITTY Y LEVIN / TOSLTOI Y SOFÍA











En el puente de Abramtsevo por Ilya Repin 


El personaje de la joven Kitty parece estar inspirado en Sofía Tolstaya, la esposa y musa del propio Tolstoi, con la que tuvo una larga y compleja relación en su matrimonio que duró casi medio siglo.

Sofía es una mujer educada que escribe y es fotógrafa, tuvo de su matrimonio trece hijos tras dieciséis partos, da clases de música y alemán a los más pequeños, sabe coser, borda, pinta, toca el piano, patina, monta a caballo, copia las obras de su marido, por ejemplo hizo de Anna Karenina, hasta siete copias, edita los libros de su marido, controla las cuentas de la finca, atiende a la incesante corriente de invitados y admiradores de Tolstoi que siempre tienen en la casa, da instrucciones a los criados y dirige la casa, debe viajar a Moscú con frecuencia, lee y escribe el diario de su vida con su mundialmente famoso marido. 


Pero, por encima de sus innumerables actividades, de la preocupación por todos sus hijos, algunos de los cuales mueren muy jóvenes, esta mujer está pendiente de su marido todas las horas del día, con pasión no exenta de reproches, ya que, durante más de cuarenta años, ambos tuvieron visiones muy distintas sobre el matrimonio.


















La familia Tolstoi en 1910

El personaje de Levin provecha cada situación para exponer sus teorías para mejorar la producción agrícola, el reparto de la tierra o la vida de los campesinos. 

Se define defensor de la aplicación de la ciencia y la tecnología para mejorar los rendimientos de la tierra. 


Thomas Mann considera el personaje de Levin un alter ego del propio Tolstoi, y sus preocupaciones filosóficas, sociales y personales perfectamente pueden ser las del mismo autor en esa época de su vida. 

























Tolstoi arando por Ilya Repin 




EMMA BOVARY, ANNA KARENINA ANA OZORES  


En el siglo XIX al menos tres grandes novelas trataron el tema de la infidelidad de la mujer en el matrimonio: Madame Bovary del francés Gustave Flaubert en 1857, Anna Karenina  del ruso León Tolstoi en 1877 o La Regenta  del español Leopoldo Alas, Clarín en 1884.

Se ha hablado de un subgénero de la novela realista o naturalista del siglo XIX, la llamada novela de adulterio.



León Tolstoi, con Anna Karenina, no sólo logró una de sus mejores novelas psicológicas sobre el amor imposible y la infidelidad, sino un portentoso retrato de la Rusia del siglo XIX.


La Anna Karenina de León Tolstoi y la Ana Ozores de Clarín siguen el camino abierto años antes por los amores adúlteros de Emma la protagonista de Madame Bovary de Flaubert.


Los tres adulterios tienen ciertos puntos en común, por ejemplo, las tres son mujeres casada e insatisfechas en su matrimonio y las novelas presentan algunas similitudes en su desenlace, ya que ninguna termina en lo que podría llamarse un final feliz.


Pero en las tres obras las resoluciones de los conflictos planteados son muy distintas y no ofrecen semejanzas.


MADAME BOVARYANNA KARENINA Y LA REGENTA EN EL CINE

La Madame Bovary de Flaubert ha sido filmada varias veces para la gran pantalla por grandes directores como Jean Renoir, Vincente Minnelli o Claude Chabrol.


La novela de Leopoldo Alas, La Regenta, tienen una versión cinematográfica filmada por Gonzalo Suárez y una adaptación para televisión dirigida Fernando Méndez-Leite.




De las tres novelas que comentamos, Anna Karenina de Tolstoi es la que más versiones tiene tanto para el cine como para la televisión.  





A lo largo de la historia del cine actrices tan famosas como Greta Garbo, Vivien Leigh o Sophie Marceau han encarnado a esta heroína de la literatura rusa.




Una de las últimas versiones de Anna Karenina es una película británica que se estrenó en el año 2012. 

Está interpretada por Keira Knightley como Anna Karenina, Jude Law como su marido Karenin y Aaron Taylor-Johnson como  el conde  Vronsky.




Bolso Karenina de Christian Dior