jueves, 24 de julio de 2014

J.K. ROWLING, HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABÁN


J.K. ROWLING
Escritora escocesa, J.K. Rowling es conocida principalmente por su serie de libros juveniles protagonizados por el joven mago Harry Potter.

Su editor, Bloomsbury, quiso que ella utilizara sus iniciales en la portada de los libros de Harry Potter, indicando que un nombre femenino en la portada atraería menos el interés de los niños, por lo que decidió utilizar el nombre de su abuela, "Kathleen", como segunda inicial.




Sus libros de la serie de Harry Potter han sido un verdadero fenómeno literario a nivel mundial que ha conseguido vender más de 400 millones de ejemplares, siendo traducida a más de 20 idiomas.




HARRY POTTER Y EL PRISIONERO DE AZKABÁN

Por la cicatriz que lleva en la frente, sabemos que Harry Potter no es un niño como los demás, sino el héroe que venció a lord Voldemort, el más temible y maligno mago de todos los tiempos y culpable de la muerte de los padres de Harry. 

Desde entonces, Harry tiene que vivir con sus horribles tíos y su insoportable primo Dudley, todos ellos muggles, o sea, personas no magas, que desprecian a su sobrino debido a sus poderes.

Afortunadamente Harry asiste al Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería y allí corre muchas aventuras junto con sus amigos Hermione y Ron.

En el tercer libro de la saga, titulado Harry Potter y el prisionero de Azkabán, se cuenta el tercer año de Harry en Hogwarts y, como siempre, además de a los examénes y a los partidos de quidditch, el joven mago deberá  descubrir el la historia oculta de su padrino Sirius Black y enfrentarse a las insidias de su terrible enemigo Lord Voldemort



Los protagonistas utilizan un giratiempo que tiene Hermione la amiga de Harry Potter.

El giratiempo es un pequeño artefacto para viajar hacia atrás en el tiempo y este viaje en el tiempo es parte esencial de la trama del libro Harry Potter y el prisionero de Azkabán.

EL GIRATIEMPO


El giratiempo es un objeto que permite retroceder en el tiempo. 

Se lo entrega la profesora McGonagall a Hermione para que pueda asistir a más clases durante el tercer curso en Hogwarts.


Tiene la apariencia de un reloj de arena pequeño y retrocede una hora por cada vuelta que le den.

Es muy importante que la persona que use un giratiempo evite el contacto con su ser en el pasado ya que podrían atacarse o incluso quitarse la vida por la confusión que se produciría.





J.K.Rowling ha aclarado que el giratiempo sólo puede retroceder hasta el inicio del día y que los magos aún no saben mucho de la utilización de este artefacto.