viernes, 19 de agosto de 2016

VÍCTOR MORA, EL CAPITÁN TRUENO


VÍCTOR MORA
El escritor Víctor Mora, novelista y creador de El Capitán Trueno,  nació en 1931 en Barcelona.

Su niñez la vivió exiliado en Francia, a donde marchó su familia tras la Guerra Civil.

En Francia conoció las principales obras de la Edad de Oro del cómic estadounidense hasta que fueron prohibidas por el nazismo. 

Las aventuras de Terry y los Piratas o El Príncipe Valiente le servirían de inspiración para convertirse en uno de los mejores guionistas de la que sería la época dorada del tebeo en España.


Entre sus personajes destacan algunos tan conocidos como El Jabato, El Cosaco Verde o El Corsario de Hierro.






Pero el más famoso nacería en 1956 cuando creó junto al dibujante Miguel Ambrosio, conocido como Ambrós, a El Capitán Trueno

Mora fue un hombre de izquierdas y se afilió al PSUC y, a pesar de haber creado uno de los personajes más famosos y representativos de la España de la dictadura, no por ello se libró de la cárcel por su militancia.

Escribió varias novelas y cuentos en español, catalán y francés y entre 1988 y 1992 dirigió la revista TBO.
A lo largo de su vida tuvo varios galardones, entre ellos el Premio Víctor Català, la Cruz de Sant Jordi o el Gran Premio del Salón del Cómic de Barcelona y fue nombrado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.


EL CAPITÁN TRUENO















La colección que recoge las aventuras del Capitán Trueno es la de más éxito de toda la historia del cómic español.
La editorial Bruguera le encargó a Mora que creara un personaje histórico y él presentó un héroe de leyenda para defender la justicia y liberar a los oprimidos.

El Capitán Trueno es un caballero medieval español inspirado en los personajes de Walter Scott y Harold R. Foster.
Sus aventuras están ambientadas durante la Tercera Cruzada.
Las hazañas del Capitán Trueno no solo transcurren en  España.

Nuestro héroe y sus amigos recorren lugares lejanos y países exóticos. Sus aventuras transcurren en América antes de Colón, la isla de Pascua, China y su gran muralla, El Tíbet, Cipango, La India misteriosa, la lejana Australia, los desiertos de Arabia y Tierra Santa, África y el Polo Norte y Europa.

CRISPÍN, GOLIATH Y SIGRID














En sus aventuras, Trueno parece siempre acompañado por sus inseparables Goliath y Crispín, y en ellas mantiene un eterno romance con la bella Sigrid, la rubia vikinga, reina de la isla de Thule.

Todas las peripecias y aventuras de la serie están protagonizadas por estos tres personajes, Trueno, Goliath y Crispín, mientras que el personaje de Sigrid aparece y desaparece a lo largo de las historias.
Sigrid participa en varias aventuras en las que adopta un papel activo consiguiendo en ocasiones salvar a sus compañeros con sus acertadas intervenciones.















El Capitán Trueno, Crispín y Goliath representan respectivamente la valentía, la fortaleza y la comicidad.
Trueno es un perfecto caballero cristiano, fuerte, valiente e idealista. Es el fiel enamorado de Sigrid de Thule.
Goliath es un leñador de gran fuerza física,  es un gran luchador, abnegado y simpático tiene siempre un apetito descomunal.
Crispín es un joven hijo de condes que al quedar huérfano es recogido como escudero y aspira a ser un día caballero. Bromea constantemente con Goliath.
Este mismo esquema del valiente, el fuerte y el cómico, lo utilizaría Víctor Mora en sus otras series.















En la dedicada a El Jabato recibirían como remedo los nombres de El Jabato, Taurus y Fideo de Mileto. Sin olvidarnos de Claudia la eterna novia romana.

LA SERIE DE EL CAPITÁN TRUENO
Las series sufrieron recortes de la censura que pretendían entre otras incongruencias evitar las escenas demasiado truculentas o la aparición de armas en las escenas de lucha.



A pesar de las terribles situaciones por las que pasaban y los innumerables peligros sufridos, la actitud vital de los protagonistas era de diversión y disfrute de las aventuras.


Las hazañas del capitán Trueno se repartían en cuadernos apaisados de diez páginas que concluían con un eterno “Continuará”.
Sus títulos eran muy llamativos con preferencia por las exclamaciones: ¡¡Al abordaje!!, ¡Feroz encuentro!, ¡A sangre y fuego!, ¡Nuevos peligros!, ¡El monstruo de la caverna!...















En ocasiones se lanzaron números en otro formato como los llamados especiales, extras de verano o almanaques.
La tirada inicial era originalmente en blanco y negro, salvo la portada en color y la contraportada en tinta azul.



Poco a poco se fue añadiendo el color a sus aventuras primero en dos tintas hasta llegar al color en los llamados Truenocolor.



El Capitán Trueno comenzó con tiradas que no superaban los 35.000 ejemplares, pero a los pocos meses llegó a vender más de 350.000 números a la semana.

EL CAPITÁN TRUENO EN LAS ARTES
Su fama lo llevó a la gran pantalla en 2011, con a película El Capitán Trueno y el Santo Grial que no alcanzó el éxito esperado.
Se le han dedicado canciones, videojuegos y sellos de correos, entre otros homenajes.

Escucha al grupo Asfalto interpretar su tema El Capitán Trueno: