miércoles, 21 de diciembre de 2011

J.R.R. TOLKIEN, CARTAS DE PAPÁ NOEL





CARTAS DE PAPÁ NOEL



Este libro es una recopilación de las cartas de Papá Noel que recibieron en Navidades  los hijos de Tolkien durante veintitrés años.



Empezaron llegando dirigidas a John, el mayor de los hijos de Tolkien cuando tenía tres años, y pasaron por las manos de los cuatro niños hasta terminar recibiéndolas solo Priscilla, la pequeña de la familia, hasta que cumplió catorce años.



Cada Navidad, Papá Noel, el anciano de la barba blanca y el traje rojo, enviaba cartas a los hijos de Tolkien contándoles sus aventuras.

Papá Noel cuenta a los pequeños Tolkien cómo es su vida en el Polo Norte, quiénes son sus ayudantes y amigos y por qué les lleva unos regalos y no otros.



Además, las cartas venían acompañadas de dibujos hechos por el propio Papá Noel.
Incluso los sobres y los sellos eran diseñados por él.

Estas cartas, llenas de relatos sencillos y, a la vez, maravillosos, venían acompañadas de ilustraciones, anotaciones, sellos y matasellos del Polo Norte y sobres magníficamente caligrafiados. 




Pero lo mejor de todo son los relatos fantásticos de la vida en el Polo Norte protagonizados por Papá Noel y sus ayudantes, elfos,  muñecos de nieve, gnomos rojos...





¿QUIÉN ESCRIBIÓ LAS CARTAS?

Los cuatro hijos de Tolkien disfrutaron durante este tiempo de las cartas que llegaban todas las Navidades, escritas de la mano del propio Papá Noel, con su letra temblorosa y vacilante por su avanzada edad y por el frío polar.



Más adelante, también empezaron a participar sus  ayudantes: el Oso Polar del Norte y el secretario de Papá Noel, el elfo Ilbereth, con su elegante caligrafía.
Los personajes son cada vez más numerosos: Paksu y Valkotukka, sobrinos del Oso Polar, elfos de la nieve, gnomos rojos, muñecos de nieve, osos de las cavernas…




LOS AYUDANTES DE PAPÁ NOEL


Papá Noel no está sólo en este trabajo. 
En las primeras cartas parece que el único ayudante que tiene es el Oso Polar del Norte. 
Pero, poco a poco, Papá Noel irá necesitando de más ayudantes. 




Porque al final, el creador de tantos universos de fantasía se divierete convirtiéndose en personajes variados que cobran vida a través de una nueva caligrafía inventada por Tolkien para disfrute de los pequeños.




EL OSO POLAR






















El principal personaje que acompaña a Papá Noel es Kharu, el Oso Polar, causante de la mayoría de incidentes desastrosos y divertidos en la vida en el Polo.




Son estupendas las incursiones de este oso travieso y patoso que escribe en letra mayúscula, grande, con trazos gruesos y con faltas de ortografía.




PAKSU Y VALKOTUKKA





















Son los sobrinos de Kharu, el Oso Polar, que llegan al Polo Norte de visita y deciden quedarse a vivir con su tío.

















EL MUÑECO DE NIEVE 


















Otro de los personajes buenos que acompaña a Papá Noel es el muñeco de nieve que cuida el jardín.


EL HOMBRE QUE HABITA EN LA LUNA
















Y no hay que olvidar al hombre de la luna que cayó en el jardín de la casa de Papá Noel después de que la luna se rompiese en cuatro partes.



ILBERETH


También, hacia el final del libro, encontramos las palabras del elfo llamado Ilbereth que es el imprescindible secretario de Papá Noel .




Las cartas que escribe Ilbereth tienen una cuidada y minúscula caligrafía de trazos elegantes y ligeros.
El eficiente elfo Ilbereth se ocupa de la correspondencia cuando Papá Noel está demasiado ocupado o cansado para hacerlo.


LOS TRASGOS

Y no faltan los personajes malvados, los trasgos, que roban los juguetes de los niños, destrozan el almacén o quieren invadir la casa del anciano.


¿CÓMO LLEGABAN LAS CARTAS?

Estas cartas aparecían mágicamente en casa de Tolkien, en la chimenea, junto a los regalos de Navidad, cubiertas por la nieve o de manos del cartero...



En ellas, Papá Noel pasa de unos escuetos saludos y felicitaciones al principio a las detalladas aventuras más tiernas y divertidas protagonizadas por él junto a otros personajes que conviven en su gélido hogar.







¿QUÉ CUENTA PAPÁ NOEL?

En un derroche de imaginación, Papá Noel va contando distintas peripecias: cómo se desordenan las estrellas del cielo o se rompe la luna, cómo se funden las luces del Norte, cómo roban los juguetes del almacén, cómo le ayudan los elfos rojos con los juguetes… 





Y todo acompañado de unos tiernos dibujos que forman parte indispensable de las cartas.