sábado, 3 de diciembre de 2011

NICANOR PARRA, PREMIO CERVANTES 2011






















NICANOR PARRA SANDOVAL

Es un poeta, cuentista, ensayista, profesor, pintor, fabricante de artefactos poéticos y estéticos, matemático y físico chileno cuya obra ha tenido una profunda influencia en la actual literatura hispanoamericana.




Nacido en San Fabián de Alico en 1914, miembro de una modesta familia de creadores.
Su padre Nicanor era músico y profesor y su madre Rosa Clara era tejedora y cantante campesina, sus  hermanos son los poetas Roberto y Eduardo y su hermana era la cantante Violeta, fallecida en 1967.
Nicanor Parra Sandoval tiene una de las más singulares e influyentes trayectorias poéticas del mundo hispano en el siglo XX.
Es considerado el creador de la llamada antipoesía.


Es uno de los poetas más importantes y leídos de su país, junto a Pablo Neruda y a Vicente Huidobro.




PREMIO CERVANTES 2011

En diciembre de 2011, a los 97 años, fue galardonado con el Premio Cervantes por el conjunto de su obra.


LA OBRA DE NICANOR PARRA





































ARTEFACTOS POÉTICOS


La poesía de Nicanor Parra es muy visual, en ocasiones consiste en objetos cotidianos con carteles que transforman la realidad y hacen que su significado trascienda a otra dimensión.










No solo realiza artefactos poéticos o estéticos, también hace textos manuscritos o dibujos muy sencillos que representan conceptos y figuras esquemáticas.








Otras veces, utiliza sencillos soportes, como las bandejas de cartón que se emplean en repostería, para realzar y enmarcar sus obras.



















































NICANOR Y VIOLETA PARRA

Escucha el poema que dedicó Nicanor a la muerte de su hermana la famosa cantante Violeta Parra.





Aquí puedes oir una de las canciones más populares de Violeta Parra:





NICANOR PARRA Y GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER


Resulta curioso pararse a comparar la rima XLII del poeta romántico español Gustavo Adolfo Bécquer con el poema Aromos de Nicanor Parra.

RIMA XLII

Cuando me lo contaron sentí el frío
de una hoja de acero en las entrañas,
me apoyé contra el muro, y un instante
la conciencia perdí de donde estaba.
Cayó sobre mi espíritu la noche,
en ira y en piedad se anegó el alma,
¡y entonces comprendí por qué se llora!
¡y entonces comprendí por qué se mata!
Pasó la nube de dolor... con pena
logré balbucear breves palabras...
¿Quién me dio la noticia?... Un fiel amigo...
Me hacía un gran favor... Le di las gracias.