domingo, 19 de febrero de 2012

DELMIRA AGUSTINI, CARNAVAL


DELMIRA AGUSTINI



Delmira Agustini, nacida en Montevideo en 1886, es una de las poetisas más representativas de la poesía modernista  hispanoamericana del siglo XX. 





Perteneció a una familia acomodada de padres inmigrantes italianos. 
Por sus venas corría sangre de razas diversas, ya que uno de sus abuelos era francés, otro era alemán y sus dos abuelas eran uruguayas. 
Todos ellos sobreprotegían su vocación poética con la que escandalizó a la burguesa sociedad rioplatense.

Delmira a los cuatro años


Fue una niña precoz. Además de componer versos desde que tenía diez años, realizó estudios de francés, música y pintura.




A la edad de dieciséis años, empieza a publicar sus primeros poemas en la revista La Alborada



También lo hace en otras revistas literarias, como Apolo y Rojo y Blanco


En estos poemas cultiva su estilo modernista más extremo, muy cercano al de Rubén Darío.


Fotografía de la joven Delmira



Formó parte de la Generación de 1900, junto a Leopoldo Lugones, Rubén Darío y Horacio Quiroga, al que consideraba su maestro. 





Contrajo matrimonio con Enrique Job Reyes el 14 de agosto de 1913, pero por diversas desavenencias conyugales lo abandonó un mes y medio más tarde, divorciándose el 5 de junio de 1914.











Negativo de la boda de Delmira Agustini con Enrique Job Reyes

A pesar del divorcio en curso mantuvo encuentros a escondidas con su marido

Ya divorciada,  muere asesinada en uno de esos encuentros en julio del mismo año por su antiguo marido, convertido ahora en amante, que a continuación se suicidó.



TEMAS


Se especializó en la sexualidad femenina en una época en la que el mundo estaba dominado por el hombre. 


Adán y Eva por Franz von Stuck

Su estilo pertenece a la primera fase del Modernismo y sus temas tratan de la fantasía y de materias exóticas.

Su obra se caracteriza por una fuerte carga erótica. 
Sus poemas de línea modernista están llenos de feminismo, simbolismo, sensualidad y sexo.





DELMIRA Y EROS

Eros, dios del amor, simboliza el erotismo y es la inspiración para los poemas de Agustini sobre los placeres carnales.
Eros es el protagonista en muchos de sus poemas y obras literarias. 

Dedicó su tercer libro a este último, titulado Los cálices vacíos y publicado en 1913, lo que significó su entrada al movimiento de vanguardia.


Portada de la edición  de 1913 de Los cálices vacíos



OBRAS

En 1924 se publicaron en Montevideo sus obras completas.

Entre sus títulos destacan los siguientes:
El libro blanco 1907
Cantos de la mañana 1910
Los cálices vacíos 1913
El rosario de eros 1924, póstuma
Los astros del abismo 1924, póstuma 
Correspondencia sexual 1969, póstuma






SI QUIERES SABER MÁS SOBRE DELMIRA AGUSTINI:

http://cvc.cervantes.es/literatura/escritores/agustini/default.htm



SI TE APETECE LEER UNO DE SUS POEMAS:


CARNAVAL







¡Frufrúes, tintines,
sedas, cascabeles,
collares de risas,
chillidos alegres !


-¿ Quién es ?... ¡Adelante!
- ¡Soy yo... Carnaval!
(Tintines, perfumes,
reir de cristal).


Vibrante mancebo
de vívidos ojos.
(Cuentas, lentejuelas,
cintarajos rojos).


-¿Qué buscas? - Tus rimas.
¡Verás cual se alegran!
¡Darélas sonrisas,
y flores y perlas!


Entre finos pajes
y suaves duquesas,
y blancas pelucas
de antiguas princesas.


Risas, jugueteos.
¡Estallar de flores!
¡Luchas perfumadas!
¡Lluvias de colores!


Saltando en los labios
de extraña careta,
¡El chiste que punza
como una saeta!

¡Jugando en el baile
el pie de satín,
lloviznen los labios
perlado reir!


Hervor de champaña,
chocar de cristales,
crujidos de sedas
y risas triunfales.


¡Collares, diademas,
y cintas y tules,
y estrellas doradas,
y cuentas azules!


(Tintines, perfumes,
perlado reir).
-¿Por qué estás alegre?
-¡No sé!... ¡Porque sí!


-Ya tienes mis rimas,
muñeco sonoro,
yo adoro tu charla,
tus risas adoro,


tus cuentas chillonas
y tus lazos rojos.
Mas dime: ¿tu alma?
-Ven. ¡Mira en mis ojos!


Miré, busqué el fondo
con rara ansiedad,
vi un pozo muy frío, muy negro, muy hondo,

¡Y dentro la horrenda serpiente del mal!


(Tintines, perfumes,
reir de cristal).