domingo, 24 de junio de 2012

ROMANCERO VIEJO, LA MISA DEL AMOR

















LA MISA DEL AMOR

Mañanita de San Juan,
mañanita de primor,
cuando damas y galanes
van a oir misa mayor. 
Allá va la mi señora,
entre todas la mejor;
viste saya sobre saya,
mantellín de tornasol,
camisa con oro y perlas,
bordada en el cabezón.
En la su boca muy linda
lleva un poco de dulzor;
en la su cara tan blanca
un poquito de arrebol
y en los sus ojuelos garzos
lleva un poco de alcohol;
así entraba por la iglesia
relumbrando como el sol.
Las damas mueren de envidia
y los galanes de amor.
El que cantaba en el coro
en el credo se perdió;
el abad que dice misa
ha trocado la lición,
monacillos que le ayudan
no aciertan responder, non
por decir amén, amén,
decían amor, amor.


Anónimo




Recogido por Ramón Menéndez Pidal
Flor nueva de romances viejos
Espasa-Calpe


Mujer con mantilla por Anselmo Miguel Nieto 




AMPLÍA TU VOCABULARIO

SAYA: Falda larga


MANTELLÍN: Mantilla para la cabeza



TORNASOL: Cambiante, reflejo o viso que hace la luz en algunas telas o en otras cosas muy tersas.

CABEZÓN: Cuello de la camisa

DULZOR: Pintura de labios


ARREBOL: Colorete para las mejillas


GARZOS: Azules


ALCOHOL: Polvos oscuros para los ojos


TROCADO: Cambiado

LICIÓN: Todavía permanece en el DRAE la voz lición por lección.


MONACILLOS: Monaguillos, los que ayudan a misa