viernes, 9 de septiembre de 2011

J. D. SALINGER, EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO


J. D. Salinger retratado por Robert Vickery



J. D. SALINGER
Jerome David Salinger nació en Nueva York en 1919, se graduó como cadete en la academia militar de Valley Forge y asistió, muy brevemente, a dos universidades.
Al parecer sus estudios literarios son escasos, tan solo un breve curso dedicado a la narrativa en la Universidad de Columbia.


Salinger en la academia militar
Este mínimo retazo de información es casi todo lo que dice la biografía habitual de este misterioso y genial escritor, a lo cual se suele añadir que su obra más importante es El guardián entre el centeno escrita en 1951 que lo consagró como autor de culto. 



Falleció en Cornish, Nuevo Hampshire, el 27 de enero de 2010, con 91 años,  y se cree que deja mucha obra para su publicación póstuma.


OBRAS DE SALINGER
El guardián entre el centeno  1951
Nueve cuentos 1953
Fanny y Zooey 1961
Levantad, carpinteros, la viga maestra 1963
Seymour: una introducción 1963

EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO

Holden Caulfield, el protagonista de El guardián entre el centeno, es un prototipo del adolescente rebelde y confuso que busca la verdad lejos del mundo hipócrita de los adultos.

Holden Caulfield

Escrito en primera persona, El guardián entre el centeno relata las experiencias de Holden en la ciudad de Nueva York después de abandonar Pencey Prep, su escuela secundaria.


Si te apetece leer El guardián entre el centeno, puedes hacerlo en este enlace:



SALINGER Y EL CONCEPTO DE LA VIDA PRIVADA

Tras la muerte de Salinger en Cornish, New Hampshire, su viuda agradeció a sus habitantes el respeto que desde 1952 habían tenido por la vida privada de su famoso vecino.


Hasta el punto de que para los apenas dos mil vecinos de Cornish era una broma muy frecuente el despistar por los bosques a los turistas literarios y admiradores de Salinger con confusas indicaciones de los supuestos lugares donde estaba su casa.
No obstante la vida de Salinger ha sido expuesta a la curiosidad pública de muy variada maneras.
Por ejemplo, la biografía de Iam Hamilton, titulada A Writing Life, que incluía cartas que Salinger había escrito a amigos y a otros escritores, y que fue causa judicial ante la oposición del escritor.

Correspondencia de Salinger

Su correspondencia ha sido publicada y vendida y es objeto de meticuloso estudio.
Dos mujeres, muy cercanas a Salinger, han escrito una biografía del autor, Joyce Maynard, una de sus amantes, y su hija Peggy.
En ambas biografías se acusa al autor de misoginia y de no comprender las debilidades humanas.

El guardián de los sueños es una demoledora biografía de J. D. Salinger escrita por su hija Margaret Anne en forma de relato novelado:
"Para mi padre, tener algún fallo es motivo de repulsión, tener un defecto es ser un desertor, un traidor, o una traidora. No me extraña en absoluto que su mundo esté tan vacío de personas reales ni que sus personajes de ficción se suiciden tan a menudo".
Margaret Anne, llamada familiarmente Peggy, relata su angustiada vida que se debatió entre su imagen figurada de un padre ideal y un padre real al que reprocha un egoísmo absoluto.


Salinger, como muchos de sus protagonistas, estuvo destinado en Europa durante la II Guerra Mundial. Llegó a sargento, y la hija lo cuenta sin piedad: "Se incorporó a filas en 1942 para empezar a transformarse de civil en militar. En adelante, nunca le vi hacer el retroceso de militar a civil".

Esta biografía de Salinger está escrita entre la admiración por la obra del escritor y el rencor por su manera de ser.
Peggy Salinger acaba aceptando el indudable mérito artístico que tiene Salinger: "Mi padre se ha pasado la vida escribiendo cosas bellas".
Otra biografía que se puede consultar es J. D. Salinger Una vida oculta escrita con gran admiración y respeto por Kenneth Slawenski.


Salinger se pasó gran parte de su vida defendiendo su derecho a la intimidad a través  de pleitos interpuestos por sus abogados.
Como resultado de todo esto, existen muy pocas fotografías de Salinger, pero algunas de ellas son muy famosas:
En muy pocas de ellas el escritor posa como en esta, ya que la mayoría son robadas.

Como esta, tomada clandestinamente en 1961 en los alrededores de su casa en Cornish.

Y es muy raro encontrar alguna en la que pose sonriente como en esta visitando a un viejo amigo en Londres.

A pesar del cuidado puesto en defender su intimidad, Salinger en ocasiones sufrió el acoso de periodistas, curiosos y admiradores.
Y es famosa esta foto del escritor tomado por sorpresa en la que reacciona con desagrado ante la curiosidad ajena.
Esta fotografía de Salinger hecha desde la ventanilla de un coche es un ejemplo del tipo de acoso del que el autor intentó escapar toda su vida.

CURIOSIDADES
Hay muy pocas entrevistas o apariciones públicas de Salinger.
En esta foto correspondiente a 1982, Salinger saluda a la actriz Elaine Joyce al acudir a una representación suya.

Curiosamente, la primera entrevista que concedió el escritor tras apartarse de la vida pública fue la que concedió a una joven estudiante de 16 años que hacía sus primeros trabajos periodísticos para una publicación escolar y que esta publicó sin su permiso. 





Primera edición de el guardián entre el centeno


En Ebay se pueden encontrar, por mil dólares, libros de la primera edición.

El asesino de John Lennon, además de llevar consigo un ejemplar de El guardián entre el centeno cuando cometió el magnicidio, ha declarado que leyendo ese libro, se comprendería su crimen.


El autor del atentado a principio de los años ochenta del siglo XX contra Ronald Reagan para "demostrar" su amor a la actriz Jodie Foster, también ha hecho referencias cruzadas sobre el mismo libro.






Las contadas fotos del autor son una reliquia y su firma está valorada al menos en 1.000 dólares.






Salinger en las pocas declaraciones que ha concedido, siempre ha menospreciado a escritores de la talla de Ernest Hemingway o John Steinbeck. 





Por el contrario, Salinger siempre afirmó admirar al autor de Moby Dick, Herman Melville.



Entre los fans de Salinger y su más famosa novela se encuentran nombres tan dispares como Bill Gates o Winona Ryder.




Corre el rumor de que Salinger deja sin publicar más de quince novelas, hecho que no ha sido confirmado por sus herederos.


Hay un grupo de rock que lleva el nombre de Pencey Prep.



EL GUARDIÁN ENTRE EL CENTENO Y LAS ARTES
Al ser una obra de culto, El guardián entre el centeno se ha pretendido llevar a la pantalla en varias ocasiones.


Famosos directores como Spielberg, Elia Kazan o Billy Wilder lo han intentado sin resultados.
En esta carta, el propio Salinger rechaza el intento de un director de llevar su obra a la gran pantalla.



Posiblemente porque la única obra suya que permitió filmar, Tío Wiggly en Connecticut, le pareció que su resultado era horrible.

CITAS DE J.D. SALINGER



















ARTÍCULOS SOBRE SALINGER

J. D. Salinger: cómo se engendra un monstruo


Muere J.D. Salinger, autor de El guardián entre el centeno