martes, 6 de agosto de 2013

SÓFOCLES, ANTÍGONA

Antígona  por Frederic Leighton, 1830-1896


ARGUMENTO DE ANTÍGONA 

Eteocles y Polinices, los dos hijos del desterrado Edipo, mueren peleando frente a frente en las afueras de Tebas: Eteocles del lado de la ciudad; Polinices del lado de los sitiadores. 

Creonte, déspota gobernador y dueño de Tebas, decreta que Eteocles sea enterrado con los honores que corresponden a los héroes que mueren por la patria. 



Antígona por Mary Stillmann


Polinices será dejado insepulto sobre la tierra, para que, en memoria de enemistad y escarmiento, sea devorado por los buitres. 




Antígona y Polinices por Nikiforos  Lytras


Contradiciendo este dictamen, Antígona, hija también de Edipo, se propone ir por la noche a enterrar a Polinices. 


Antígona e Ismene por Thomas Armstrong

Ismene, su hermana, más temerosa, no se atreve a acompañarla. 





Antígona es sorprendida por los soldados que Creonte ha colocado en el monte para que vigilen el cumplimiento de su decreto: pena de muerte a quien entierre a Polinices. 

Es llevada ante la presencia del tirano quien la increpa por su desobediencia. Entre el tirano y la joven se produce un diálogo que hace chocar la ley natural, la piedad familiar de Antígona, con la voluntad personal y arbitraria del tirano: Creonte sentencia según su poder material y físico; Antígona argumenta según la ley que los dioses tienen escrita en el espíritu del corazón humano.
En esta escena se asiste al nacimiento de la libertad, de la dignidad humana, de la conciencia personal. Las palabras de Antígona cuando le dice a Creonte que sus decretos no tienen valor ninguno en la región del Hades se ven fortalecidas cuando le grita: “No nací para odiar, sino para amar”. Creonte pronuncia su sentencia de muerte y Antígona es enterrada viva en una cueva, sobre la montaña.

Hemón, hijo de Creonte, que amaba a Antígona, es encontrado muerto sobre el cadáver de ella. 
Fue a liberarla y, al encontrarla muerta, se traspasa el corazón; mientras, su propia madre, la reina Eurídice, se retira de escena al comprobar la doble muerte de su hijo y su prometida.



TEMAS DE ANTÍGONA





Antígona y Polinices, Benjamin Constant


En Antígona se enfrentan dos nociones del deber: la familiar, caracterizada por el respeto a las normas religiosas y que representa Antígona, y la civil, caracterizada por el cumplimiento de las leyes del Estado y representada por Creonte. 

Además se establece una oposición entre el modo en que las dos hermanas, Antígona e Ismene, se enfrentan a un mismo problema.


LECTURA DE ANTÍGONA DE SÓFOCLES

Si te interesa leer la tragedia de Antígona aquí puedes hacerlo:

http://www.colombiaaprende.edu.co/html/mediateca/1607/articles-65465_archivo.pdf