domingo, 8 de marzo de 2015

LA MUJER FUERTE, LA BIBLIA






LA BIBLIA
La Biblia es el conjunto de libros sagrados para el judaísmo y el cristianismo.
El témino biblia proviene del latín biblia, que a su vez deriva de un vocablo griego βιβλίον (biblíon),que significa "rollo, papiro o libro".

Para el cristianismo, la Biblia es una colección o recopilación de textos o libros escritos por hombres por inspiración divina, y que contiene las doctrinas que orientan el comportamiento de los cristianos.


PROVERBIOS
Proverbios forma parte de los libros del Viejo Testamento que componen La Biblia y está atribuido tradicionalmente al rey Salomón.

Es uno de los llamados Libros Sapienciales y está formado por una colección de sentencias morales refranes, comparaciones, máximas, enigmas y alegorías. 

Se cierra con este poema acerca de las cualidades de la esposa ideal en el ámbito de una familia rural del antiguo Israel. 

Este poema tiene muy probablemente un valor simbólico. 

Es un poema acróstico en el que la primera letra de cada uno de sus versos corresponde a una de las del alfabeto hebreo según su orden desde el principio hasta el final. 




Ritual nocturno por Ricky Mujica

LA MUJER FUERTE

Una mujer fuerte, ¿quién la hallará?
Vale mucho más que las perlas.

Confía en ella el corazón de su marido
y no cesa de tener ganancia.

Ella le procura el bien y no el mal
todos los días de su vida.

Busca lana y lino
y trabaja con su mano ágil.

Es como una nave mercante
que trae sus víveres de lejos.

Se levanta cuando todavía es de noche
y distribuye la comida a su casa
y la tarea a sus siervas.

Desea un campo y lo compra,
con el fruto de sus manos planta una viña.

Ciñe sus lomos de fortaleza,
y emplea la fuerza de sus brazos.

Ve que van bien sus negocios;
su lámpara no se apaga por la noche.

Echa  mano a la rueca 

y sus dedos giran el huso.

Tiende su brazo al desgraciado
y alarga la mano al indigente.

No teme la nieve para su casa,
porque toda su familia lleva doble vestido.

Ella se hace tapices,
lino fino y púrpura la visten.


En las puertas de la ciudad su marido es estimado,
cuando se sienta con los ancianos del país.

Teje telas de lino y las vende
y procura cinturones al mercader.

Fuerza y honor son su vestidura
y mira gozosa al porvenir.

Abre su boca con sabiduría
y en su lengua hay una doctrina de bondad.

Vigila la marcha de su casa
y no come el pan de balde.

Sus hijos se levantan para proclamarla bienaventurada,
su marido para hacer su elogio:

"Muchas hijas se mostraron virtuosas,
pero tú sobrepasas a todas".

Engañosa es la gracia, y vana la belleza.
La mujer que teme a Dios, ésa debe ser alabada.

Dadle del fruto de sus manos,
y que en las puertas de la ciudad sus obras proclamen su alabanza.



(Pr 31,10-13.19-20.30-31)


Multitareas por Ricky Mujica