miércoles, 18 de julio de 2012

CALDERÓN DE LA BARCA, EL ALCALDE DE ZALAMEA



EL ALCALDE DE ZALAMEA





El alcalde de Zalamea se clasifica como un drama de honor. Pero no se trata del habitual concepto de honor de la época que se aplicaba solo a los nobles. Esta obra plantea el tema de la honra extendida también a los villanos. Aquí se muestra el honor como derecho de la persona a ser respetada, como patrimonio del ser humano, que posee una dignidad inviolable.






"Al Rey, la hacienda y la vida
se ha de dar; pero el honor
es patrimonio del alma,
y el alma solo es de Dios"



TEXTO COMPLETO DE "EL ALCALDE DE ZALAMEA"


CURIOSIDADES

UN PUEBLO DE ACTORES
El alcalde de Zalamea se representa desde 1994, de jueves a domingo, cada tercera semana del mes de agosto, al aire libre en Zalamea de la Serena (Badajoz), por quinientos vecinos en siete espacios escénicos rodeados por unas gradas para dos mil espectadores y un espacio para quinientas sillas. 

LA VIGA DEL CAPITÁN

Aunque en la obra de Calderón el capitán es ajusticiado mediante garrote vil (como se aplicaba la pena capital en esa época), la tradición de Zalamea señala que en realidad fue ahorcado en una viga de la casa de Pedro Crespo, que hoy en día puede ser visitada.




CALDERÓN EN ZALAMEA DE LA SERENA

Se piensa que Pedro Calderón de la Barca residió durante un tiempo en Zalamea de la Serena, sobre 1642, probablemente antes de partir hacia Alba de Tormes.






LA ENEMISTAD DE LOPE Y CALDERÓN




Un incidente en 1629 le causó la enemistad de Lope de Vega. Calderón de la Barca junto con sus hermanos irrumpieron en el Convento de las Trinitarias porque perseguían a un actor. 
En dicho convento se encontraba Sor Marcela de San Félix, la hija de Lope de Vega,  quien se sintió muy ofendido por el atrevimiento de Calderón.