sábado, 8 de junio de 2013

ALLEN GINSBERG, SALUDOS A FERNANDO PESSOA



ALLEN GINSBERG

Saludos a Fernando Pessoa


Siempre que leo a Pessoa pienso
que soy mejor que él hago lo mismo
con más desenvoltura –él sólo es portugués,
yo americano del país más poderoso del mundo
ahora a finales del siglo xx aunque Portugal
fuera un gran imperio en el siglo quince no importa
ahora se acurruca en una esquina de la Península Ibérica
mientras que Nueva York tomemos Nueva York como ejemplo
aunque México DF sea más grande NY es más rica piensa en el Empire State
Building no hace mucho el rascacielos más grande del mundo-
sea como sea yo he vivido 61 años del siglo xx
Pessoa se paseó por la Rua do Ouro sólo hasta 1936
Él entró en Whitman así que yo entro en Pessoa no
importa lo que digan además está muerto no le molestaría.


¿En qué sentido soy mejor que Pessoa?
Me conocen en 4 continentes tengo 25 libros en inglés él sólo 3
la mayoría en portugués, pero eso no es culpa suya-
USA es una nación mucho más grande
solamente 2 trillones de deuda no es para flipar mucho,
el trabajo sucio de Reagan una aberración del siglo americano
que no representa a nuestra nación Whitman la cantó con su estilo épico
aunque preocupado en Democratic Vistas
como budista que soy no me jacto de ser superior a Pessoa
yo soy sencillo Pessoa fue un tipo raro gran diferencia,
puede ser que fuera gay –como Sócrates,
o también Michelangelo da Vinci Shakespeare
inestimable camarada Walt
la verdad es que fui tachado de rojillo de muy joven una menudencia
la ciencia misma destruye la capa de ozono en esta época en que los antiestalinistas
envenenan la tierra entera con su anticomunismo radioactivo.
Puede que haya mentido un poco
rara vez en verso, sólo para proteger reputaciones ajenas.


Francamente demasiado sincero sobre mi madre aunque con buena intención
¿Mencionó Pessoa a su madre alguna vez? Mujer interesante,
fuerte para dar a luz sextillizos
Alberto Caeiro Alvaro de Campos Ricardo Reis Bernardo Soares & Alexander             Search de manera simultánea
Además de Fernando Pessoa mismo un sexofrénico de manual
personalidad confusa no tan popular
fuera del diminuto reino portugués (hasta hace poco una dictadura de segunda fila)
déjame ir al grano o me olvido de dónde estábamos
la verdad es que resulta divertido hacer comparaciones entre este Ginsberg & Pessoa
La gente habla de él en Iberia apenas unos libros en inglés actualmente la lengua  
       diplomática más importante usada incluso en China.
Además era una gamba, él mismo lo admite en su interminable <Saludos a Walt Whitman>>
hay que tener en cuenta que mido 1’70
un poco por encima de la media, no es inmodestia,
estoy hablando en serio sobre mí & Pessoa.
Por otro lado nunca me influyó, no había leído a Pessoa
antes de escribir el famoso Aullido ya traducido a 24 idiomas,
hasta hoy la influencia de Pessoa no me había provocado ansiedad
Medianoche del 12 de abril del 88 ojeando apenas un libro suyo
ciertamente me afecta de pasada, sólo lo justo
pero por leer unas páginas traducidas no se puede hablar de <>.
Volviendo a Pessoa, ¿de qué escribió? El método
(Lisboa, el mar, etc.) de Whitman peculiarmente prolijo,
diarrea mental lo llaman algunos –Pessoa Pelmassoa.


                                                             12 de abril de 1988



Madrid 1993 ALLEN GINSBERG  
ISBN 978-84-87619-31-1
Traducción  de Jaime Priede







LA GENERACIÓN BEAT


Se refiere a un grupo de escritores estadounidenses de la década de los 50, así como al fenómeno cultural sobre el cual escribieron.

Incluye autores como Allen Ginsberg, Jack Kerouac, Lawrence Ferlinghetti, Gregory Corso, Joanne Kyger, Anne Waldman y Ruth Weiss. 



La Generación Beat, va desde finales de los años 50 y se mantuvo hasta los 60. A este grupo muy diverso de escritores a menudo se les agrupó con el nombre de  “beatniks”.

Autores como Walt Whitman y Edgar Allan Poe tuvieron especial influencia en algunos de los escritores de la Generación Beat. 




Algunos elementos que los define son: el rechazo a los valores estadounidenses clásicos del periodo de postguerra, el uso de drogas, una gran libertad sexual y el estudio de la filosofía oriental. 




Sus principales obras literarias son Aullido de Allen Ginsberg (1956), En el camino de Jack Kerouac (1957) y El almuerzo desnudo de William S. Burroughs (1959).

Esta nueva forma de ver las cosas dejó su principal influencia y legado en la posterior contracultura de los años 60 o movimiento hippie.