martes, 26 de mayo de 2015

FRANCIS FORD COPPOLA, APOCALYPSE NOW


FRANCIS FORD COPPOLA
El cineasta italo-estadounidense Francis Ford Coppola, nacido en Detroit en 1939,  ha sido galardonado con el Premio Princesa de Asturias 2015 de las Artes por su contribución privilegiada al universo del cine.
El jurado del Premio Princesa de Asturias de las Artes ha valorado de Francis Ford Coppola que se trata de un "narrador excepcional,ocupa un lugar prominente en la historia del cine. Su carrera ha sido una continua lucha por mantener la total independencia emprendedora y creativa en todas las facetas que ha desarrollado como director, productor y guionista" y de un "renovador temático y formal", que se ha convertido en un director de cine "imprescindible para entender la transformación y las contradicciones de la industria".

En 1972 hizo historia en el cine al dirigir la primera parte de El padrino que, basada en una novela de Mario Puzo, le valió tres Oscar: mejor película, mejor guion y mejor actor a Marlon Brando, a pesar de su temor de que no gustase "a nadie porque era larga, lenta y oscura".


Finalmente, su secuela El padrino II, rodada en 1974, aportó a su carrera cinco Oscar más, incluidos los de mejor director, mejor película y mejor guion adaptado. 
No corrió igual suerte, aunque sí tuvo gran éxito comercial, la última de la saga de los Corleone, El padrino III  en 1990.

Otro de los hitos cinematográficos de Francis Ford Coppola es Apocalypse Now, rodada en 1979, una historia épica de la guerra de Vietnam reconocida con dos Oscar a la mejor fotografía y al mejor sonido y la Palma de Oro del Festival de Cannes y convertida  actualmente en una película de culto.


APOCALYPSE NOW 


Apocalypse Now es una película bélica dirigida y producida por Francis Ford Coppola en 1979 y ganadora de dos premios Oscar y de la Palma de Oro del Festival de Cannes de ese año.
La película refleja el horror y la desmesura de la espiral de violencia que genera cualquier guerra. 
Sus temas son la guerra, el poder, la mentira y el horror.


















En la novela corta titulada El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad están las páginas que inspiraron a  Coppola para rodar su Apocalypse Now.






La historia narrada se traslada desde África a Vietnam pero el sentido intrínseco del relato de Conrad permanece.





El capitán Benjamin L. Willard es un oficial de los servicios de inteligencia del ejército estadounidense al que se le ha encomendado en la selva de Camboya la peligrosa misión de eliminar a Walter E. Kurtz, un brillante coronel estadounidense renegado que parece que ha perdido la razón.



Dirigida por Willard, una compañía de cinco o seis soldados remonta uno de los nueve brazos del río Nung, el Mekong, en busca Kurtz que se ha fortificado en la jungla con un comando propio.



En el corazón de la selva, en un campamento sembrado cadáveres, la enigmática figura de Kurtz reina sobre los miembros de la tribu Montagnard de Camboya, que le adoran como a un dios.


Durante el trayecto, el capitán Willard comienza a sentirse fascinado por el curriculum de Kurtz.









La película ofrece una visión descarnada y desmitificadora de la sociedad norteamericana y de la guerra de Vietnam. 




El coronel Kurtz critica como una gran mentira la inmoralidad escondida en el americano medio: "enseñan a los chicos a disparar a la gente, pero no les dejan escribir la palabra fuck en sus aviones"

















Francis Ford Coppola declaró sobre su película que había sido "una experiencia electrizante y, problemas políticos y económicos aparte, he conseguido lo que me había propuesto: demostrar lo alucinante que fue la guerra de Vietnam."

















La travesía río arriba en busca del antiguo coronel de los Boinas Verdes se convierte así en un descenso a los infiernos para Willard y los tripulantes de su lancha. 




La guerra de Vietnam con todos sus terribles excesos y locuras aparece reflejada en imágenes de una belleza repulsiva: bombardeos de napalm en la selva, la música de The Doors, conejitas de Playboy animando a las tropas, aldeas destruidas por helicópteros a los sones de Wagner y soldados surfistas.



Finalmente Willard logra encontrar la guarida de Kurtz donde puede verse la inscripción Apocalypse now, que da título a la película.




Willard es hecho preso, pero se gana la confianza de Kurtz y es puesto en libertad, siendo testigo de las ultimas voluntades de un coronel que, presuntamente loco, mantiene la lógica en sus razonamientos.
























A través de esta película Francis Ford Coppola intenta mostrarnos "la urgencia, la demencia, el regocijo, el horror, la sensualidad y el dilema moral de la guerra más surrealista y catastrófica de América".



En el Festival de Cannes del año 2001, Francis Ford Coppola presentó un nuevo montaje de la película, bajo el título de Apocalypse Now Redux, en el que se incluyeron 49 minutos de escenas eliminadas de la versión de 1979 y se acerca más a lo que fue la idea original del director.




ENTREVISTA A FRANCIS FORD COPPOLA SOBRE APOCALYPSE NOW






















Francis Ford Coppola en la entrevista titulada 'Quise que América viera el rostro del horror' aparecida el 5 de octubre de 1979 en el periódico Tele/eXpres, declaraba:



"Apocalypse Now habla de la moral, de la hipocresía en particular; porque la hipocresía es la misma base de la guerra de Vietnam. La hipocresía es el más peligroso de los cuatro jinetes del Apocalipsis.



Me di cuenta poco a poco de que las ideas que trataba de expresar en la pantalla, que las imágenes que creaba, coincidían con mi propia vida. Como el capitán Willard, perdido en alguna parte de la jungla olvidada, recorría el curso de un río esperando encontrar una respuesta a mis preguntas una catarsis a mis angustias. El recorrido del río era como un viaje. Esto es lo que he querido mostrar.



La película trata de una ambigüedad moral. Una parte del alma humana, si va demasiado lejos en una cierta dirección, corre el peligro de destruirse al abordar el territorio del horror amoral. Esto ha existido desde los orígenes del hombre. Lo primitivo sigue vivo en nosotros. 


¿Cómo os comportaréis si os encontráis en el centro de África adorado por los indígenas, o si sois como Cortés, en México, o si os sentís liberados del juicio de los demás o incluso de vuestras propias convicciones morales?



Ésta es la pregunta que se hace Conrad en El corazón de las tinieblas, relato en el que me inspiré. Yo también quise representar el caso límite de un hombre que va más allá de las reglas humanas. Va demasiado lejos y es destruido. En un sentido, se trata de un sacrificio. 


Yo quería matar a Kurtz, quería que muriera por Norteamérica, quería que Norteamérica viera el rostro del horror y lo aceptara como su propio rostro. Sólo en ese momento podrá alcanzar una nueva etapa. Estamos hablando de un tiempo futuro. Hay que prepararlo exorcizando el pasando."
















TRÁILER DE APOCALYPSE NOW
Si te apetece conocer algo más de Apocalypse Now de Francis Ford Coppola, aquí tienes unas imágenes de la película: