domingo, 4 de mayo de 2014

EMILY DICKINSON, EN MI DEDO TENÍA UNA SORTIJA

EMILY DICKINSON
Emily Dickinson nació en Amherst, Massachusetts, el 10 de diciembre de 1830. 

Está considerada como una de las grandes poetisas norteamericanas, al nivel de figuras tan conocidas como Edgar Allan Poe o Walt Whitman.


Educada en una familia de fuertes creencias puritanas, Emily Dickinson, no obstante, recibió una educación reservada sólo para los varones en aquella época.


Muy pronto decidió aislarse del mundo, manteniendo contacto solamente con unas pocas amistades, como el escritor Samuel Boswell, con quien sostuvo una larga correspondencia.



Dickinson pasó la mayor parte de su vida recluida en la casa de sus padres, sin entrar a formar parte de la vida social de las jóvenes su época.



La figura del amor inalcanzable sería una constante en muchos de sus poemas.


Nunca se casó pero se le atribuyeron diversos amores y es cierto que tuvo relación con numerosas varones de su entorno.

Sus biógrafos discuten sobre el carácter de su amistad con su compañera de escuela y más tarde su cuñada, Susan Huntington Gilbert y con su amiga mutua Catherine Scott Turner Anthon.


De izquierda a derecha, Emily Dickinson con su amiga 

Kate Scott Turner Anthon hacia 1859.




Entre sus relaciones destaca Thomas Wentworth Higginson, a quien la autora llamaba El maestro.
Emily mantuvo con él una larga y densa correspondencia en la que discutían sobre poesía, arte y de su aprendizaje como poeta.



Tras una tormentosa relación, casi siempre a distancia, con Charles Wadsworth, un pastor presbiteriano, Emily Dickinson parece sumirse en una profunda depresión durante la que apenas abandona su habitación.

A partir de entonces, elige el blanco como único color de sus vestidos  se entrega por completo a la poesía, y escribe versos que no deja ver a prácticamente nadie.


Poco a poco, Emily Dickinson se apartó completamente del mundo, hasta el 15 de mayo de 1866, fecha en que murió.



POEMAS DE EMILY DICKINSON

Poco después se encontraron en su habitación 40 volúmenes con más de 800 poemas inéditos, que con las poesías incluidas en sus cartas configuraron el total de su obra.





I HELD A JEWEL IN MY FINGERS 
I held a Jewel in my fingers 
And went to sleep 
The day was warm, and winds were prosy 
I said "'Twill keep" 


I woke – and chid my honest fingers,
The Gem was gone 
And now, an Amethyst remembrance
Is all I own.



EN MI DEDO TENÍA UNA SORTIJA
En mi dedo tenía una sortija.
La brisa entre los árboles erraba.
El día estaba azul, cálido y bello.
Y me dormí sobre la yerba fina.

Al despertar miré sobresaltada
mi mano pura entre la tarde clara.
La sortija entre mi dedo ya no estaba.
Cuanto poseo ahora en este mundo
es un recuerdo de color dorado.

SIMON AND GARFUNKEL Y EMILY DICKINSON


For Emily, Whenever I May Find Her es una canción de amor del dúo Simon and Garfunkel dedicada a la poetisa americana Emily Dickinson.


Aquí puedes escucharla:







En la canción The Dangling Conversation, Simon and Garfunkel tratan el tema de la incomunicación entre enamorados.



La canción empieza en una habitación bañada en sombras y dos enamorados que son tan distintos como los poetas que están leyendo: Emily Dickinson y Robert Frost.





VISITA LA CASA-MUSEO DE EMILY DICKINSON
Si quieres más información sobre Emily Dickinson haz click en este enlace:























La casa familiar de Emily Dickinson en Amherst, Massachusetts.